domingo, 20 de enero de 2013

Receta bizcocho de zanahoria

Os traigo una receta facilita y resultona para este domingo un tanto perruno por las nubes que nos acechan... Porque una ración dulce siempre viene bien, ¿verdad? ;)

Un punto a favor de este bizcocho para luchar contra el perrunismo es que lo he hecho en el microondas, así que en 15 minutos tenía mi pastelico enfriándose :) Seguro se puede hacer con el horno, no tengo los tiempos exactos, pero diría que a 180º mínimo 30 minutos, y de ahí ir pinchando con algo alargado para ver que por dentro ya no esté mojado.

Pero vamos al lío, primero los ingredientes:
- 2 zanahorias
- 4 cucharadas de harina (si es integral mejor, vuestro cuerpo lo agradecerá)
- 200gr de azúcar (idem, si es moreno mejor, como veis yo no tenía en casa ninguna de las opciones saludables :P)
- 4 huevos
- 1 sobre de levadura
- 1 pizca de canela
- 1 pizca de nuez moscada (para mi esta es la clave, la combinación con el dulce de las zanahorias queda deluxe ^_^)
- un puñado de nueces
- 100ml de aceite de oliva
- Azúcar glas para cubrirlo


Tras rayar las zanahorias y desmenuzar las nueces (cuánto más pequeñitas mejor), batimos los huevos y añadimos el azúcar, la harina y la levadura. Recordad que es bueno tamizar la harina y la levadura, yo simplemente utilizo un escurridor de metal, así los grumos de la harina se deshacen y la levadura queda bien mezclada.


Después de batir bien los ingredientes anteriores, añadimos la canela, la nuez moscada y las nueces bien picaditas. Mezclamos bien hasta que quede bastante homogéneo. Aunque lo de homogéneo es un decir, con tanto ingrediente el aspecto es este... ;)


Pasamos la masa a un recipiente apto para microondas (las que optéis por horno os podéis saltar esta explicación) y, muy importante, ¡que pueda girar dentro del micro! La primera vez que hice el pastel utilicé un recipiente alargado que no giraba y el resultado fue un bizcocho demasiado hecho en un lado y crudo en el otro :( La segunda vez opté por el mismo recipiente pero fui abriendo el micro cada dos minutos para girarlo, el resultado fue mejor pero no ideal... Como a la tercera va la vencida, opté por un recipiente que sí giraba en el micro, aunque como no cabía toda la masa me dio para dos bizcochos. :)

El microondas ha de estar a máxima potencia y contar 2 minutos por huevo, así que 8 minutos de micro. El tiempo variará en función de vuestro microondas, igual que en el horno será cuestión de ir probando, solo hay que pinchar el bizcocho para comprobar que no esté mojado por dentro y darle más tiempo si lo necesita.

Tanto si hacéis un bizcocho grande como dos pequeños el tiempo de micro es el mismo. Tuve dudas pero lo probé y no se quemó con los 8 minutos para la mitad de masa, así que bien ;)


Una vez los sacamos del micro u horno, solo queda espolvorear por encima con azúcar glas. Para esto yo utilizo una bola para hacer té, la lleno de azúcar glas y le doy golpecitos para que vaya espolvoreando :)


Y... ¡Tacháaan! ¡Bizcochito rico para picar a cualquier hora!


Ligero, esponjoso y muy fácil de hacer, ¡espero que lo saboreéis un montón!

¡Saluditos!

2 comentarios:

  1. ¡Qué buena pinta! Tengo que probar esa receta muy pronto y encima es de microondas tengo un horno de esos que vienen en el piso de alquiler y funciona como le da la gana jajaja! Un besazo y gracias por compartir esta buena receta ;)

    ResponderEliminar
  2. La mejor receta del mundo :D

    ResponderEliminar