domingo, 8 de abril de 2012

¡Eudemonía, nueva palabra!

Eudemonía: estado de satisfacción debido generalmente a la situación de uno mismo en la vida.

Navegando por la red acabo de llegar al blog Ojalá sea sábado (¡gracias por el gif y la musiquita!) y lo primero que me ha llamado la atención es esta palabra nueva para mi.




Curioseando la definición en la Wikipedia, me encuentro con más definiciones de Eudemonismo, como por ejemplo:

Entre los eudemonistas cabe destacar a Aristóteles que fue uno de los primeros y el más importante, y además, a los eudemonistas que afirmaban que para llegar a la felicidad hay que actuar de manera natural. Es decir, con una parte animal (bienes físicos y materiales), una parte racional (cultivando nuestra mente) y una parte social, que se concretaría en practicar la virtud, que según Aristóteles se situaba en el punto medio entre dos pasiones opuestas.

¿A vosotros os dice algo este concepto? Pues a mi tampoco. Quiero decir, recuerdo haber cursado en el instituto asignaturas como filosofía e historia de la filosofía, ¿cómo puede ser que no tenga ningún recuerdo de esta idea? No es que fuera de las más aplicadas de clase (estaba en el punto medio típico de la edad adolescente, aprobaba pero la ley del mínimo esfuerzo imperaba) pero estoy casi segura de que recordaría una palabra así...

Esto me lleva a pensar sobre la importancia que el ser humano ha dado a definir y transmitir estados y adjetivos de carácter negativo (o tristones) y la escasez de recursos lingüísticos sobre las emociones positivas (igual escasez es mucho decir, pero nos entendemos). Por ejemplo, en un día tonto podré decir que estoy triste, decaída, de bajón, mustia, afligida, taciturna, apenada, cruzada... En cambio en un bonito día diré que estoy alegre, contenta, animada, optimista, feliz... (ser feliz o estar feliz me lleva a otras dudas, pero ya mejor otro día... ^^)

Así a bote pronto, me salen más palabras chunguetas que bonitas. Y lo digo sin haber profundizado nada en el tema, seguro que hay muchísimas palabras más positivas, pero insisto en que me parece que siempre nos salen más negativas... ¿Tenéis la misma sensación? ¿Cuáles son vuestras palabras favoritas/más utilizadas para describir vuestros estados de ánimo?

Yo añado a las negativas el estar aplatanada (imagen de verano a treinta y pico grados sin ganas de moverte)... ¡Lo encuentro de lo más descriptivo! Y achispada como positiva me encanta, aunque se tiende a relacionar con alguna copa de más y entonces ya pierde un poco de su gracia. ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario