jueves, 23 de febrero de 2012

Aussie 3 Minute Miracle, chapeau!!

Hoy cambio el rollito zen de ayer por un tema más mundano... ¡¡Mi peeeeloooo!! Tras meses de sol y falta de cuidado la verdad es que estaba bastante estropeadillo, ¡pobre! Hace un par de años comencé a teñirlo por culpa de esas blancas innombrables cabr... Y a partir de entonces cada vez lo notaba más seco, sin brillo... Así que comencé a utilizar mascarillas, acondicionadores sin aclarado, etc. Estaba el tema bastante controlado (con mucho esfuerzo la verdad) cuando nos fuimos de viaje...

¡Adiós mascarillas! ¡Adiós mimos! Llegó el sol, el polvo, los viajes interminables... La parte buena es que decidí dejar de teñirme así que mi pelo se libró de ese ataque mensual, pero a cambio el tute diario lo fue secando y secando. ¡Disaster! También es cierto que estando de viaje no me preocupaba mucho, cuando podía compraba algún acondicionador Pantene y arreando...

Llegados a Perú comencé a investigar sobre tratamientos hidratantes, la keratina y derivados no me gustan porque tengo el pelo bastante liso y con estas opciones sé seguro que el pelo me quedará demasiado chafado. En una peluquería me pusieron una cápsula hidratante que me dio bastante brillo pero solamente dura unas dos semanas y como soy de ir a la peluquería dos veces al año tampoco me sirve...

Y entonces recordé algo interesante. En el blog Secondo me, Pilar hablaba muy bien en su post "Aussie, desde Australia ha llegado para quedarse" de una nueva marca traída de Australia, Aussie (no podía ser otro nombre, jijiji). Ya cuando estuvimos en Australia la busqué una tarde por Melbourne, sin suerte... ¡Extraño pero cierto! Pues nada, el otro día de rebajas por un centro comercial me encuentro todos los productos Aussie en una perfumería llamada Druni (también nueva para mi).


Colecciones para todos: cuidado clásico, cuidado para puntas secas y raíces grasas, cuidado antiencrespamiento, cuidado para cabellos teñidos y cuidado hidratante, ¡para mi! En cada colección hay champú y acondicionador y en algunas también la mascarilla especial. Yo me decidí por la mascarilla de la colección hidratante, que de hecho se ve que es el producto que más famoso de la marca. Que puedo decir...

El primer día no la tuve 3 minutos, sino que me envolví la cabeza con una toalla y lo tuve como 10 minutos. Lo aclaro, me lo seco con el secador (nada de cepillo, no hace falta) y... Voilà! Un pelo hidratado, nada encrespado y rebien peinadito. Al día siguiente me levanto y... ¡Igual de bien peinada! ¡Que maravilla!

Tengo que explicar que soy de las frikies que nos lavamos el pelo cada día, y cuando trabajaba e iba al gimnasio al mediodía me lo lavaba dos veces... Lo sé, exagerado, pero cada uno con sus manías :S

El tema es que ahora cuando me levanto y me veo el pelo igual de peinadito que el día anterior consigo contenerme para no lavarlo... Estoy esforzándome para cambiar hábitos y lavarlo cada dos días. Lo sé, seguramente esta manía tampoco estaba ayudando mucho a conseguir más hidratación... ¡Pero que la mascarilla me esté ayudando en este sentido es todo un triunfo!

La verdad es que estoy encantada con la adquisición, no necesito ningún producto más post-lavado para que el secador sea más llevable, ¡todo es más fácil! ¡Así que por 8€ y pico me parece una novedad a recomendar!

Aussie! Aussie! Aussie! Oi! Oi! Oi!

pd. La marca no me patrocina ni a mi ni a este post, ¡pero no me importaría! ;)

1 comentario:

  1. El que la sigue la consigue! Me alegro que ya sea tuyo, espero una reseña!

    Un besiño desde el otro aldo del océano!

    http://secondopilar.blogspot.com

    ResponderEliminar