lunes, 9 de enero de 2012

Galletas de naranja


Desde que llegué a Perú no ha habido un solo día en que no haya probado un plato diferente, ya sea en uno de los muchíiiisimos restaurantes que aparecen como setas en la ciudad o en la maravillosa cocina de casa, donde la mamá de Italo prepara con todo el cariño del mundo platos y más platos para que babeemos sin parar... (¡Mil gracias a la súper cocinera! ¡Y también gracias a Italo por ser el pinche de cocina muchos días y así tomar nota de las valiosísimas recetas! Ya os pasaré alguna ;))

Como la tortilla de patatas todavía está pendiente (Italo sigue con el "mono" de su adorada comida peruana), me animé con una receta de galletas para los postres de las comidas navideñas. La receta es de Baballa, un blog que me encanta y sigo desde hace un tiempito, así que os paso las instrucciones por si os animáis. Es muy sencilla y el resultado está riquísimo (aunque a mi se me quemaron un poquito, habrá que repetir la hornada en breve... jijiji), así que si ya habéis superado el empacho navideño...


Ingredientes:
150 grms de mantequilla a temperatura ambiente
100 grms de azúcar
Una pizca de sal
Una pizca de nuez moscada
Ralladura de 1 naranja
2 yemas de huevo
250 grms de harina
Azúcar para el rebozado

Se mezcla la mantequilla con el azúcar hasta conseguir una masa homogénea con la batidora (velocidad media). Le añadimos la ralladura de naranja, la sal, la nuez moscada y la yema de un huevo, y otra vez pasamos la batidora.
Una vez bien mezclado todo añadiremos la harina tamizada (como Baballa, lo del tamizador me queda un poco lejos, así que yo utilicé harina normal...). Hacemos un rulo con la masa de 4 cm de grosor  aproximadamente, yo enhariné el mesado de la cocina para terminar de amasar la mezcla y hacer el rulo. Cuando lo tengáis, lo envolvéis en papel film y lo guardáis en la nevera un mínimo de 2 horas.
Precalentamos el horno a 200º y mientras batiremos la otra yema. Sacamos el rulo de la nevera, lo pintamos con el huevo y lo rebozamos bien con azúcar. Cortamos el rollo en rodajas de más o menos medio centímetro y volvemos a rebozar los bordes en azúcar.
Colocamos las futuras galletas separadas en la placa del horno sobre el papel de horno y las horneamos unos 15 minutos. (Mis galletas quedaron más gorditas de medio centímetro, por eso necesité dejarlas un poco más de tiempo en el horno... Hasta que me despisté y casi se socarriman... jijiji)

Una vez fuera del horno las dejamos 5 minutos en la placa y luego dejamos que enfríen por completo en una rejilla. Voilà! ¡Las guardamos en algún tarro bonito y listas para comer!

Por otro lado, visto que las galletas salieron oscuritas por debajo (la foto está hecha por el lado bueno :P) decidí hacer también la conocida choco-bomba, ¡esta vez versión con chocolate peruano! El resultado fue muy rico, aunque el chocolate no se quiso poner durito y eso hizo que el bizcocho quedara más esponjoso y la cobertura de chocolate no tan "crujiente" como acostumbra. Aún así, ¡nos lo terminamos en el mismo día! Mmmmmh, ¡que rica es la Navidad! ^^



No hay comentarios:

Publicar un comentario