jueves, 15 de diciembre de 2011

Todo depende de cómo se mire...

Me encanta pensar que somos dueños de nuestros actos y/o reacciones, aunque los sentimientos vayan por otro lado... Esos sentimientos que surgen sin que a veces ni siquiera seamos conscientes de ellos. ¿Os ha pasado alguna vez que de repente os sentís decaídos, decepcionados o alegres sin ningún motivo aparente? Supongo que de ahí la importancia de conocerse a uno mismo cada vez un poquito más, para saber identificar los hechos que han conseguido alterarnos... ¡sin que ni si quiera seamos conscientes de que nuestro cerebro los ha registrado!

Pero siempre tenemos elección a la hora de actuar, de optar por reir (siempre que podamos) en vez de asustarnos o enfadarnos...

Esta imagen expresa esta idea perfectamente ;)

Source: 1funny.com via Ana on Pinterest

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada