jueves, 17 de noviembre de 2011

¡Otra vez llego tarde!

Los que me conocen saben que soy de las que suelo llegar tarde... Es algo que me ocurre con frecuencia, esos cinco-diez minutos... ¡Cuándo no son más! Aunque me enfade conmigo misma una y otra vez no consigo cambiarlo.


Source: None via Tara on Pinterest


Esto hace que muy a menudo, mientras corro hasta mis citas, vaya preguntándome ¿por qué? ¿Qué ha fallado hoy? Si yo había calculado que tardaría X... ¡Y estoy llegando tarde de nuevo!



A la vez, me doy cuenta de que siempre voy corriendo, da igual que llegue tarde a una cita, que vaya a la frutería o que esté regando las plantas. Siempre deprisa, cuántas más cosas haga mejor, si termino esto rápido todavía me da tiempo a...

Source: papelpop.com via Ana on Pinterest


Es posible que la respuesta a mis preguntas, sea simplemente que intento hacer el máximo número de cosas en el mínimo tiempo, y claro, el margen si me retraso en algo es inexistente.

Quizás sea el momento de replantearme el tiempo, al fin y al cabo, ¿dónde va a parar el "tiempo que gano"? ¿Es posible comenzar a ser más realista en la ecuación "cosas por hacer/tiempo disponible"? Calidad vs. Cantidad.

Quiero pensar que sí, que no importa si dejo algo por hacer a cambio de conseguir llevar un ritmo diario más pausado.



El movimiento internacional Slow Down Now nos ofrece un divertido manifiesto para que cambiemos algunas de nuestras costumbres: 

1. Bebe una taza de té, pon tus pies en alto y contempla por la ventana. Precaución: no lo intentes mientras estés conduciendo.
2. Haz una cosa detrás de otra. Recuerda que ser multitarea es una debilidad emocional (excepto para las mujeres que tienen una función cerebral superior).
3. No te lances a contestar cualquier pregunta. Una contestación no es lo mismo que una respuesta. Reflexiona, tómate tu tiempo.
4. Apréndete este Manifiesto Slow.
5. Bosteza a menudo. Estudios médicos han demostrado un montón de cosas, y es posible que bostezar sea bueno para ti. ;)
6. Dedica más tiempo a estar en la cama. Tendrás más oportunidades de cultivar tus sueños (no tus aspiraciones).
7. Lee lentamente.
8. Dedica más tiempo a estar en la bañera.
9. Practica el hacer nada. (Sí, esta es la difícil)
10. Evita la seriedad en exceso. Ríe, porque tú solamente estarás vivo en el planeta Tierra por un tiempo limitado.

¿Os animáis? :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada