jueves, 3 de noviembre de 2011

Cambios para ser más felices

Todos nos encontramos de vez en cuando ante esa sensación de desasosiego, como de tristeza, que nos indica que algo no anda del todo bien. Cuando esa sensación se alarga en el tiempo, muchas veces decidimos tomas cartas en el asunto y "hacer algo" para cambiar la situación, para volver a sentirnos apasionados e ilusionados por nuestra vida. Otras muchas veces, esos cambios que nos revuelven la vida vienen sin previo aviso. Cuando son positivos nos alegran y la novedad nos llena de motivación.

Hoy quiero compartir con vosotros una idea del libro "Inocencia radical" de Elsa Punset (en breve publicaré un post para presentároslo bien). En referencia a los cambios que os comentaba, ella nos habla sobre estos dos tipos de cambios: los cambios circunstanciales y los cambios intencionados.



Sobre los primeros (como puede ser un cambio de casa, una boda, cambio de trabajo, etc.), la autora recalca que aunque al principio nos hagan muy felices, esa felicidad no dura demasiado. Es decir, nos sentimos más felices de lo acostumbrado (todos tenemos un "nivel de felicidad" propio) por un tiempo, pero antes de lo que esperamos volvemos a nuestro "nivel de felicidad" acostumbrado. Esto se debe a que enseguida nos acostumbramos a las mejoras y las adaptamos a nuestra vida como "lo normal" en un periodo de tiempo breve.

Por otro lado, los cambios intencionales se definen como la conquista de una nueva meta o el comienzo de una nueva actividad. Este camino por recorrer nos ofrece un "subidón" de felicidad durante mucho más tiempo, ya que la satisfacción que conseguimos por este cambio no se centra en un objeto de deseo, sino que se disfruta durante el camino por recorrer.



Me ha parecido una reflexión muy interesante que todos deberíamos tener en cuenta a la hora de decidir cambios en nuestra vida. ¡Espero que os haya gustado!

2 comentarios:

  1. Jennifer Arias Gallego3 de noviembre de 2011, 23:05

    Tanto este post, como el de Pensamientos positivos gratis, me han encantado!

    ResponderEliminar