sábado, 5 de noviembre de 2011

Déjame entrar (Låt den rätte komma in)

Antes de comenzar este post, debo aclarar una cosa... No me gusta las películas de vampiros, fantasy, Crepúsculos y compañía. Pero a veces encuentras joyas dónde menos te lo esperas, y esto es lo que me pasó al ver Déjame entrar o Låt den rätte komma in, en versión original (sueco).


Sí, esta película va de vampiros, no os voy a engañar. Pero si lo que queréis es pasar un rato de verdadero miedo (dejándo de lado las americanadas, hay remake de USA con el mismo título) esto es de lo mejorcito que hay.

Oskar es el típico niño que recibe todos los abusos y palizas en el colegio, hecho que añade a su personaje un aura de miedo constante. Eli es una niña muy bonita que se muda al piso de al lado con un señor mayor. Es un poco rara porque solo sale a la calle de noche, no parece tener frío entre toda la nieve de Estocolmo y, además, no parece tener miedo a nada. ¿Adivináis por qué? ;)

Los dos niños comienzan una bonita amistad, mientras que una secuencia de sucesos extraños siembran el terror en la ciudad... Ya os podéis imaginar un poco como transcurre la historia, pero de verdad, que la película es muy buena. La mezcla de sentimientos como la soledad, la impotencia y el terror es espectacular.

Sin más, os dejo el tráiler para que vayáis entrando en situación:







2008 Suecia
Director: Tomas Alfredson
Guionistas: John Ajvide Lindqvist, John Ajvide Lindqvist
Actores: Kåre Hedebrant, Lina Leandersson y Per Ragnar

¡Noche de miedito asegurada! ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario